5 cosas que no debes olvidar después de una entrevista de trabajo

Aunque solemos darle más importancia al momento del antes y a la entrevista en sí, el después es uno de los procesos que más debemos cuidar.

Te han llamado para una entrevista, la has preparado, has asistido, te has vendido, ¿y ahora? Debes tener especial cuidado con la forma de actuar después de haber sido entrevistado. Nada de acosar, pero tampoco vale pasar sin más.

En este post te damos 5 consejos que debes tener en cuenta para salir del proceso de selección sin estropear tus posibilidades.

1. Antes de salir por la puerta, es conveniente preguntar cuándo será la resolución del proceso

De esta forma podrás saber cuánto es necesario esperar.

Pregunta en qué plazo de tiempo comunicarán la decisión, de qué forma lo harán e incluso es conveniente que pidas una tarjeta de visita al entrevistador.

 

2. Agradece la atención mostrada

Una vez acabada la entrevista, agradece el interés mostrado en ti. Cuando llegues a casa, sería conveniente que escribieras una carta de agradecimiento.

Un entrevistador siempre valorará como positivo que muestres interés por la empresa y lo tendrá en cuenta a la hora de elegir el candidato perfecto para el puesto.

 

3. Si pasados unos días no recibes llamada alguna, escribe un email o haz una llamada

Han pasado varios días y no recibes respuesta, es hora de escribir un email de agradecimiento donde preguntes por el estado del proceso de selección o hagas una llamada de teléfono.

Es importante que vean que sigues interesado, siempre y cuando no cruces la barrera del agobio. Sé cauto y ponte en contacto con ellos cuando creas conveniente.

 

4. Si contactan contigo para una segunda entrevista, responde rápido

Un entrevistador prefiere ver tu entusiasmo y tus ganas de concretar una segunda cita cuanto antes a que lo hagas esperar. No tengas miedo de mostrar tus ganas de ser elegido.

 

5. En el caso de no ser el elegido, agradece su tiempo

No te enfades contigo mismo, hubo alguien más indicado para ese puesto. Nada de enojos, hay que agradecer de igual modo el tiempo empleado en escucharte y el interés puesto en ti. Fueron muchos los que solicitaron el puesto y pocos los que fuisteis llamados para ser entrevistados.

Además, en el caso de que el entrevistador no lo hiciera, puedes solicitarle que tengan en cuenta tu currículum para cualquier otro proceso de selección dentro de la empresa. De esta forma seguirás mostrando tu interés y no pasarás desapercibido.

Esperamos que os hayan servido de ayuda estos consejos. Ahora a ponerlo en práctica.

¡Mucha suerte en las próximas entrevistas! ;)