Formación bonificada, ¿en qué consiste?

La necesidad de formación constante en las empresas es algo imprescindible, especialmente es estos momentos en los que existen cientos de organizaciones similares que necesitan destacar frente a la competencia. La Formación Bonificada supone un aliciente para el desarrollo de las acciones formativas necesarias para los miembros de una empresa.

Nosotros ofrecemos a las empresas la posibilidad de realizar formación bonificada. Por ello, queremos ofreceros un poco de información al respecto para que sepáis en qué consiste.

¿Qué es la formación bonificada?

Las empresas que cotizan en la Seguridad Social cuentan con un Crédito de Formación Anual a través del que pueden bonificarse la formación que realicen sus trabajadores cada año. El importe con el que cuente cada empresa para formación dependerá de la cuantía ingresada el año anterior en concepto de cuota de formación profesional y el número de trabajadores de la empresa que se establece anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. De esta forma, cuanto menor es el tamaño de la empresa, mayor es el porcentaje de bonificación.

¡Si los créditos no se consumen, se pierden!

Estos créditos no deben entenderse como créditos bancarios, sino que se trata de una cuantía con la que cuenta la empresa para invertir en Formación. Una vez realizada la formación, el gasto será deducido mediante las cotizaciones a la Seguridad Social. De ahí que se denomine ‘Formación bonificada’.

El organismo encargado de la gestión de esta bonificación es la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.

¿Quién puede recibirla?

La formación bonificada está al alcance de cualquier trabajador asalariado que cotice por la contingencia de formación profesional. Los únicos que pueden recibir este tipo de formación son los funcionarios y los autónomos.

¿Qué coste tiene la Formación Bonificada?

Si la empresa tiene menos de 9 trabajadores, puede bonificarse el 100% de la formación, por lo que no tiene coste. Estas empresas cuentan con un total de 420€ para invertir en acciones formativas.

No obstante, aquellas empresas con más de 9 empleados, deben realizar una cofinanciación en función de su tamaño. Esto quiere decir que la empresa puede bonificarse únicamente una parte del curso y asumir el resto del importe; o puede destinar parte de la jornada laboral de sus trabajadores para la realización de los cursos.

En este último caso, la empresa debe aportar un justificante que indique que los empleados han recibido determinadas horas de formación durante su jornada laboral.

¿Cómo se bonifica?

Finalizada la formación y habiendo completado los trámites administrativos pertinentes, la empresa debe comunicar el cierre del curso a la Fundación Tripartita para poder bonificarse. Eso es una tarea que desde Attiva ayudamos a hacer a nuestros clientes. Una vez completado este procedimiento, la empresa podrá bonificarse el coste del curso en la casilla correspondiente de los boletines de cotización a la Seguridad Social.

Esperamos que esta información os haya sido de utilidad para conocer un poco más acerca de la Formación Bonificada.